viernes, 3 de febrero de 2012

Análisis dinámico y análisis estático

A lo largo de la historia de la sociología como ciencia social, una preocupación permanente y una discusión continua ha sido sobre que tipo de análisis ha de privilegiarse, el estático o el dinámico.
El primero se ha referido al estudio de un hecho social en un momento y lugar específicos, y el segundo se ha centrado en el estudio de un proceso sociohistórico determinados. Ambos son igualmente válidos. Depende más bien del tema,el enfoque teórico metodológico así como  el interés del o los investigadores el determinar que enfoque es el más adecuado para el caso específico en cuestión.
Históricamente se han privilegiado los estudios de tipo estático por sobre los dinámicos, pero ambos son igualmente importantes. De hecho puede haber temas de investigación que requieran en diferentes etapas del estudio de ambos tipos de análisis. Por ejemplo, un estudio de la situación actual de deterioro del país (México) puede quedar incompleto si no se tiene un estudio de los procesos sociales, económicos y políticos que dieron lugar a la situación presente que vivimos. Desde la perspectiva que hemos venido trabajando en este blog, que es un enfoque sistémico de la acción (sistema de la acción social), el análisis dinámico es especialmente pertinente para seguir las huellas del devenir de una determinada acción social desde su principio y hasta su fin (plantearse una meta u objetivo y alcanzarlo en mayor o menor medida o fracasar en el intento). Un enfoque dinámico permitirá observar a lo largo del proceso que acciones, que estrategias, que procedimientos funcionaron adecuadamente, y cuales no. El tener esta información permitiría eventualmente hacer las correcciones o cambios necesarios para que la final perseguida sea alcanzada.
Entonces, si se nos pregunta que tipo de análisis es mejor, no tenemos más respuesta que dar que, depende de qué se quiera estudiar y cómo se quiera abordar el asunto. No hay recetas definitivas ni soluciones de manual. Es la manera de planearse la investigación la que dirá cual es el camino correcto a seguir en términos teórico metodológicos. De ahí, dicho sea de paso, la gran importancia de plantearse de la manera más objetiva y racional posible el tema, y de definirlo lo más claramente posible. Puede que se investigue un asunto en un momento dado (estática), o se le de una visión procesual (dinámica) o ambas.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada